Tratamiento para hemorroides y cirugía láser hemorroidal mínimamente invasiva

José Manuel Moreno Berber

5461062-COLOPROCTOLOGÍA(2008)
3253514-MEDICINA GENERAL(2000)

Las HEMORROIDES, son venas inflamadas en la parte inferior del recto o en el ano, cuando éstas se enferman se llama Enfermedad Hemorroidal. Es un padecimiento muy frecuente, al menos el 50% de la población presentará síntomas como dolor, inflamación, comezón, bulto o sensación de peso en el recto o ano.
Hay hemorroides internas y externas, (dentro o fuera del ano). La clasificación marca como GRADO 1 a las hemorroides asintomáticas; GRADO 2, a las que salen y entran espontáneamente; GRADO 3, a las que salen y se reducen; GRADO 4, a las que no se reducen. Son QUIRÚRGICAS en grado 3 y 4; y la 2, cuando sangran o se trombosan (con un coágulo de sangre).

PROCEDIMIENTOS MÍNIMAMENTE INVASIVOS

El tratamiento de las hemorroides comienza con métodos sencillos, como cambios de hábitos alimenticios, mayor ingesta de líquidos, aumento de actividad física, etc, para modificar el hábito evacuatorio de materia fecal dura y deshidratada y evitar lesiones en el canal anal en cada defecación.
La solución puede continuar con métodos alternativos mínimamente invasivos como:
Ligadura con banda elástica: colocar una pequeña liga de caucho alrededor de la hemorroide para encogerla al bloquear el flujo de sangre.
Inyección esclerosante (escleroterapia): inyectar un químico a un vaso sanguíneo de la hemorroide para encogerla.
Fotocoagulación infrarroja: se utiliza luz o calor láser o infrarrojo para que las hemorroides pequeñas y sangrantes se endurezcan y se sequen.

PROCEDIMIENTOS QUIRÚRGICOS

La cirugía puede ser con anestesia local (adormecer la zona) y permanecer despierto o con anestesia general para algunos casos. El tipo de cirugía que le realicen dependerá de los síntomas, de la localización y del tamaño de la hemorroide.
Hemorroidopexia con grapas: engrapar una hemorroide para bloquear el flujo de sangre, provocando que se encoja.
Hemorroidectomía: Utilizar una navaja (bisturí) especial para extirpar hemorroides, puede o no recibir suturas.

CIRUGÍA LÁSER HEMORROIDAL

Con la evolución de la medicina y los avances tecno- lógicos en coloproctología han surgido procedimientos menos invasivos y muy efectivos, como la cirugía láser.
HeLP (Hemorrhoidal Laser Procedure): técnica quirúrgica nueva mínimamente invasiva y ambulatoria que consiste en identificar las arterias con un ultrasonido para después quemarlas con el láser (fotocoagulación) y que ya no pase sangre.
LHP (Laser Hemorrhoidoplasty): tratamiento láser usado para hemorroides de 3er y 4to grado, la energía del láser es dirigida al centro a través de una fibra emisora radial en el nodo hemorroidal.
Al combinar los procedimientos HeLP y LHP, se optimizan los beneficios para los pacientes.

VENTAJAS DE LA CIRUGÍA LÁSER

  • Mínima invasión
  • Sin dolor
  • Pronta recuperación
  • Disminuye al máximo el sangrado Disminuye al máximo la estrechez anal Sin heridas quirúrgicas
  • Sin puntos de sutura
  • Preserva la anatomía y la función del ano y del recto inferior
  • Evita la incontinencia fecal
  • Mantiene intacto el esfínter
  • Menores complicaciones postoperatorias

Las hemorroides que no reciben tratamiento adecuado temprnamente, pueden requerir cirugía, por ello es mejor acudir con el coloproctólogo cuando el padecimiento comience y no dejar que avance y se complique.

Para realizar los procedimientos mencionados en éste artículo es necesario tener un profundo conocimiento de la anatomía del conducto anal y del equipo médico, de lo contrario se pueden ocasionar serios daños en el ano. Sólo un COLOPROCTÓLOGO EXPERTO CERTIFICADO puede diagnosticar, determinar tratamiento y podrá realizar los proceidmientos de forma segura.
 

Mayor información:

José Manuel Moreno Berber

5461062-COLOPROCTOLOGÍA(2008)
3253514-MEDICINA GENERAL(2000)

Consultorio 1113 Ubicación:Hospital

222225 1730